Friday, March 28, 2008

Cuando el mundo gira...


Cuando damos vuelta en esta montaña rusa, muchas cosas suelen suceder...


Aveces nos toca ser artífices de una travesura, que luego debemos pagar cuando el sol vuelve a aparecer y su luz nos quema...


Aveces jugamos con flores que no merecen el más mínimo daño, con jardines que han estado ahí para hacer felices a tantas personas...y en lugar de ser jardineros, nos convertimos en verdugos de su belleza y felicidad.


Aveces cuando el mundo nos presta la guitarra, tocamos canciones que no quieren ser escuchadas, acordes que jamás debieron sonar...pero de los cuales en algún momento recibiremos el eco más distorsionado y torcido que cuando salieron.


Aveces nos toca estar arriba y de frente al sol, otras veces tenemos que guardar la cordura y tener humildad, pues nos tocará desaparecer ante la luz de la vida y quedarnos en un rincón aparte, sencillo y en el cual casi no hay energía...y todos pasamos por él.


Cuando este mundo cambia de rumbo, lo que hoy era verde y fuerte, podría mañana ser gris y débil...y un amor que algún día parecía ser sólido, sincero y muy cercano al ideal...podría luego ser un tiempo para olvidar...


Cuando la musa que ilumina tu corazón te lleva a tocar el cielo, la tierra tiene varios arcoiris que desfilan ante tus ojos y te recuerdan quién ha sido el Creador de todo esto...podría quedarse, podría seguir el ritmo de la tierra misma...más sin embargo cuando eso no suceda, no dejes de pensar que la tierra gira de nuevo y pronto saldrá el sol.


Dios está siempre ahí, no gira a ese ritmo...sino que está sentado observando cómo aprovechas los dones que te dió, las sonrisas que te ha pintado y el sentimiento que ha cargado en tu corazón...deja que el sol y el agua, te permitan lavar y secar todo aquello que debes curar y limpiar.


Cuando el mundo gira...recuerda que la vuelta llegará de nuevo...y la oportunidad nunca se detiene, mucho menos cuando eres una persona que vale, única como todas y que se merece la buena vibra del sol que Dios ha puesto para calentarnos.

1 comment:

Luz Estela said...

Es verdad, el futuro es incierto y la vida muy cambiante; por ello es que deseo que en mi caso, cuando el mundo gire y sea mayo, el gris y débil se cambie por el verde y fuerte, gracias a un dulce jardinero.

Un abrazo!