Tuesday, July 18, 2006

Flores…

El camino de la mañana siempre está lleno de flores, esas que hacen que los 50 minutos que tardo en llegar a mi trabajo, se conviertan en un bello paseo que por más congestionado que se encuentre...tiene muchos colores que mostrar.
Algunas flores llevan a sus retoños a un lugar donde van a crecer, tanto intelectual como físicamente, un lugar donde van a empezar a crecer sus ramas. Muchas de estas flores han crecido a la sombra de un árbol, que en ocasiones han provocado con su sombra que esta bella mujer no muestre los colores que tiene, aquellos que la naturaleza le ha dado...y es una lástima, pues siempre serán hermosas.
Algunas otras flores están alrededor del camino esperando su transporte para ir al trabajo, haciendo largas filas sin tener siquiera un lugar donde sentarse cómodamente...en otras ocasiones sin un techo que las abrigue de la lluvia y el frío de estos días de invierno.
De igual forma se ven algunas que casi de manera tan increíble como lo harían Montoya o Schumacher, pues manejan, se maquillan, hablan por teléfono...y aún cuando aumentan en 5 veces el peligro a tener un accidente, usualmente lo logran y llegan a sus trabajos aún más bellas, con cada detalle revisado a la perfección por el retrovisor de sus máquinas.
Camino al trabajo vemos flores que trabajan a esas horas de la mañana, paseando niños en coches, limpiando aceras, corredores...otras se dedican unas horas de la mañana para su cuidado personal y trotan suavemente, como el viento que mueve los girasoles en campos abiertos...a veces con música, otras escuchando y saludando la gente que encuentran de frente.
Hay orquídeas que no pueden salir ni a trabajar y están unidas a un tronco celoso y agresivo que si pudiera las dejaría con llave, existen en el lado contrario, tulipanes que libremente se desarrollan profesionalmente y que tienen la ardua tarea de hacer las labores de madre, esposa, compañeras, amigas, vecinas, amantes y muchas cosas más que definitivamente un hombre no tendría la fortaleza de llevar a cabo.
Existen rosas que tienen un aroma especial, uno que seguramente se los ha regalado la mano de Dios para forzarnos a verlas y que aún con sus espinas...las cuales nos pueden llegar a lastimar, vale la pena correr ese riesgo pues son muy hermosas.
En el camino de la mañana, paso por un campo de flores...con aromas, colores y sobre todo con una belleza única, pues la margarita, la azucena, la rosa, las yerberas, las orquídeas que a veces se asoman, los tulipanes, las begonias tan hermosas con toda la experiencia que dan sus años, las flores del paraíso...aquellas que quitan la respiración y son precisamente originarias de nuestros pueblos...mujeres latinas, preciosas...mujeres bellas, coquetas, intensas.
Las flores del camino sólo pueden tener un origen y es la mano de Dios, es imposible que algo más pudiera crear tal perfección...y agradezco cada segundo que tengo la suerte de encontrarme en mi camino con una de ellas...y eso que en mi casa vivo con una que cada día me asombra más, por la ternura de sus manos, sus bellas arrugas, su pensamiento claro, sus detalles y sobre todo sus consejos y palabras...de hecho su amor ha siempre dado forma a lo que escribo.

5 comments:

Lorena Alvarez said...

Me encanta y agradezco tu enamoramiento por la mujer.

Gerardo Duran (gerardoduran25@hotmail.com) said...

Lore:

Sería absurdo que fuera de otra manera, si precisamente estoy en esta vida y en este cuerpo, debido a una. Sería absurdo que fuera diferente, si he conocido lo que es el amor, debido a ellas.
Un abrazo y como siempre...GRACIAS!

Una heliconia... :) said...

yuuupi!! ya se pueden dejar comentarios sin tener que tener blog! (a mi siempre se me olvida la palabra de paso!)
Pura vida!

vivi said...

Que bonito comentario.... ojala Dios te de una buena florcita para que encuentres y experimentes la felicidad de tener un retoñito!!

Un abrazo

Gerardo Duran (gerardoduran25@hotmail.com) said...

Andrea:

Si, ya cambié el blog para que cualquier persona pueda dejar comentario sin tener clave.

Vivi:

Muchas gracias por tu mensaje, igual creo que si Dios así lo desea, ya llegará...!

Un abrazo!!!!