Thursday, November 02, 2006

El Salvador...

Una oportunidad...
Una decisión que se toma en 24 horas...
Sentimientos encontrados...
Cambio violento...
Palabras sinceras de apoyo...
Gestos de egoísmo de quienes ya lo esperas y apoyo de los que cubren tu album de fotos del alma...
Apoyo familiar en su máxima expresión...
Un país vecino que crece y avanza a un ritmo impresionante...
Nuevos compañeros de trabajo y amigos...
Adaptarse como un camaleón...
Crecer, madurar un poco más...
Un abrazo de despedida que te quema la piel...
Darle duro al trabajo pero de manera racional...
Dudas, algo para lo cual ahora no hay tiempo...
Extrañar mi familia y amigos, siempre ha sido una constante en mi vida...
Pensar en el mediano y largo plazo, sin descuidar que la vida es cada día...
Extrañar las flores de mi patria...tan claro como que respiro...
El Dios es el mismo, el lugar está cerca y el corazón estará siempre en las personas que llegan a tu vida y se convierten en luciérnagas...
El Salvador...bienvenido seas...

2 comments:

Luz Estela Lopera said...

Gracias a esa mentalidad abierta y positiva, esta nueva experiencia no podrá ser menos que enriquecedora y en definitiva es el premio al buen trabajo y la dedicación de muchos años.
Esta es una maravillosa oportunidad que la vida te presenta en el camino ¡Aprovéchala porque te la mereces!...y que el Universo conspire a tu favor.

Gerardo Duran (gerardoduran25@hotmail.com) said...

Muchas gracias por tus palabras,tal y como bien apuntas es una oportunidad que me sirve para crecer personal y profesionalmente y Dios sabrá por qué me tiene acá y no en otro lugar. Un abrazo grande.