Sunday, August 19, 2007

Renacer...


El alma encerrada en la jaula del olvido, veía asombrada cómo el carcelero tomaba las llaves para liberarla nuevamente.

De pronto y sin poder entenderlo o esperarlo, las lluvias de agosto desaparecían y al retirarse florecían sentimientos, sueños e ilusiones que se habían congelado años atrás.

Esos días mirando el mar, disfrutando de sus aguas y su dulce movimiento, me hicieron recordar que Dios pone tanto a nuestro alrededor y muchas veces no lo disfrutamos, tampoco nos integramos y sentimos parte de este hermoso planeta en el que aún vivimos y por algún tiempo más.

La intensidad, ternura, alegría y energía por vivir, se pintó en cada día compartido, en cada hora robada a Morfeo, en esa mirada que te te recuerda el por qué de tantas cosas.

Renace aquel que deja sus miedos y los muestra sin tapujos...

Renace aquel que cree en la verdad, se aferra a ella y la defiende...

Renace aquel que abre su corazón sin ninguna reserva y asumiendo cualquier riesgo...

Renace aquel que da la cara, endereza su camino y se acerca más a Dios...

Renace aquel que simplemente desea ser una mejor persona, para sentirse merecedor de las bendiciones que llegan a su vida...

Renace aquel que salió adelante luego de un camino incierto y creyendo aún en el amor...

Renace aquel que hoy escribe su presente, lo enfrenta y muestra, pues contigo a mi lado la vida es aún más bella...

3 comments:

Amor said...

supongo que renace el que desea intensamente renacer

amor

Gerardo Duran (gerardoduran25@hotmail.com) said...

Supones bien, pues es similar a aquel capullo que necesita un árbol para transformarse y dejar volar el sentimiento...

*°·.¸¸.° Heidy °·.¸¸.°* said...

muy bello post !

He renacido en tantas cosas en mi vida

Saludos